NUEVAS MEDIDAS DE LA DGT
11 noviembre, 2020
NUEVAS MEDIDA DE LA DGT: PARTE II
9 marzo, 2021
Mostrar todo

¿QUÉ COCHE ME COMPRO?

Si piensas comprarte un coche o bien has pasado por un concesionario habrás visto la amplia variedad que existe hoy en día en el mundo del automóvil que nos complica un poco nuestra toma de decisión. Esto es debido gracias a la tecnología que nos ha multiplicado la oferta.

Si bien hasta ahora era simple la elección entre diésel o gasolina, hoy en día, se afrontan a una nueva competencia, pero, al comprar un coche, deberíamos ir más allá de las sugerencias del profesional del concesionario, o simplemente dejarnos influenciar por anuncios. Tenemos que ser honestos con nosotros mismos y realizarnos ciertas preguntas del tipo ¿Para qué quiero un coche? ¿Qué uso le voy a dar? ¿Es mi medio de trabajo? ¿Sólo es un medio transporte urbano o interurbano?…

Es por eso que detallamos los tipos de coches que hay hoy en día en el mercado, realizando una breve descripción de cada uno para que obtengamos mejor que tipo de turismo va en función a nuestras necesidades o simplemente para estar en la nueva era ecológica.

DIÉSEL

Pasó de ser un producto estrella al menos popular. Sigue teniendo el menor coste por litro, permite extraer un mejor desempeño para afrontar terrenos rotos o arrastrar pesos.

Es especialmente interesante para aquellos que tienen que recorrer más de 20.000 kilómetros al año fuera de las ciudades, además se puede beneficiar de la etiqueta ECO gracias a la tecnología como el filtro de partículas o la micro hibridación.

GASOLINA

Son relativamente accesibles y cada vez más eficientes. De conducción suave y progresiva, siendo algo divertidos al incrementar su potencia.

Aunque tienen un mayor coste en carburante y mayor consumo su coste es menor por kilómetro respecto al diésel. Es una muy buena alternativa para aquellos que realicen menos de 20.000 km al año, además que son motores con menos NOx en comparación a los anteriores.

MICROHÍBRIDO

Si buscas la etiqueta ECO los “mild hybrid” o hibridación ligera es tu tipo. Para beneficiarte de sus ventajas de estacionamiento y restricciones de tráfico. Este modelo trabaja en paralelo con una batería que alimenta a un motor eléctrico, que actúa al viajar a velocidades constantes, durante la frenada o cuando se detiene el coche. Esta tecnología no aporta ninguna ventaja mecánica.

 

HÍBRIDO

Es eficiente en ciudad y en atascos. Las baterías aprovechan la energía cinética o frenadas, pero su peso extra hace que la elección sea menos interesante en carretera abierta.

Tienen un menor consumo que cualquier diésel o gasolina, pero tienen un mayor coste de adquisición. Es recomendable para uso VTC, taxis o residentes al extrarradio.

 

 

GAS

Los GNC o GLP son los que permiten menos emisiones. Utiliza dos depósitos uno para gasolina y el otro para gas, así que, si no puedes repostar gas, el coche funciona con gasolina.

Es una alternativa a los que buscan un conducción verde y económica mientras se mantenga una carga menor fiscal, porque utilizando el gas se ahorra hasta un 50% respecto a la gasolina, además de los beneficios del distintivo ECO. El inconveniente es que apenas hay gasineras.

HÍBRIDO ENCHUFABLE (PHEV)

Combinan el motor de combustión con uno eléctrico, que se carga al enchufarlo a la red. Permite una autonomía de unos 50 Km aproximadamente con lo que conseguimos la etiqueta CERO emisiones.

A parte de tener un elevado coste de adquisición también lo tiene en el mantenimiento, además añadiendo el peso de las baterías obliga a tener mecánica más potente que disparan el consumo en el ciclo no eléctrico.

Interesante si puedes adquirirlo, realizas viajes diarios inferiores a la de la autonomía y tengas cargador en casa.

 

ELÉCTRICO

Estos son los únicos que no emiten gases nocivos. Son la alternativa ecológica por excelencia. Aunque tiene un elevado coste de adquisición y en cierta manera en mantenimiento también puede ser más económico que otros al recorrer kilómetros.

Aún tener cada vez mayor autonomía y velocidad de recarga, la escasez de red de “electrolineras” nos hace replantear su uso más allá de un entorno urbano y de extrarradio, siempre y cuando tengas un enchufe en casa o en el trabajo.

 

HIDRÓGENO

El año pasado (2019) se vendieron dos modelos de estos coches. Ofrecen las ventajas de un coche eléctrico con la posibilidad de realizar una carga completa en muy poco tiempo, menos de cinco minutos.

Es una tecnología muy a futuro porque la energía necesaria para la obtención, transporte y almacenamiento del hidrógeno no hace viable la fabricación a gran escala económicamente hablando. Añadiendo prácticamente la inexistencia de “hidorgeneras” en España y la mayoría de países del mundo. Sólo Japón, Corea del Sur y Alemania son pioneras, aunque siguen estudiando para incrementar su número en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *